Sistema de Células Parroquiales de Evangelización (SCPE)

 

SISTEMA DE CÉLULAS PARROQUIALES DE EVANGELIZACIÓN (SCPE) 

 

"Id por todo el mundo y predicad el Evangelio a toda criatura" (Mc 16, 15). Este es el mandato que dio Jesús a la Iglesia, antes de dejar visiblemente este mundo: El Papa Pablo VI acogió esta necesidad cuando en 1975 afirmaba: "la Iglesia existe para evangelizar". Igualmente Juan Pablo II, Benedicto XVI y Papa Francisco han hablado de la necesidad de lo que se viene llamando Nueva Evangelización, del deber de todo cristiano, consagrado o no, de ir a la recuperación de aquellas personas que han perdido su identidad y su práctica cristiana. Una Iglesia, como dice Papa Francisco, de puertas abiertas no sólo para recibir sino fundamentalmente para salir y llenar de Evangelio la calle y la vida de los hombres de nuestro tiempo.

Por este motivo, la parroquia ha decidido proponer un método o visión que haga posible este desafío. Se llama Sistema de Células Parroquiales de Evangelización, conocido comúnmente como Células.

Tiene como base y pilar fundamental la adoración, por ello, se pensó ya hace tiempo en la puesta en marcha de la capilla. A imitación de Jesús que fue el primer adorador.

Este sistema se caracteriza por la creación de pequeños grupos de fieles que se reúnen, cada dos semanas, en las casas, a imagen de los primeros cristianos para profundizar la vida cristiana como vida de fe, alimentándose de la oración, formación espiritual, y de compartir mutuamente experiencias concretas de evangelización. El encuentro dura una hora y media. Alrededor de siete momentos.

  • Oración de alabanza y cantos.
  • Compartir experiencias.
  • Enseñanza del pastor.
  • Profundización de la enseñanza.
  • Avisos e informaciones.
  • Oración de intercesión.
  • Oración de sanación.

 

Entre otros, los objetivos que se intentan conseguir son: crecer en intimidad con el Señor, crecer en el amor y la ayuda recíproca, compartir a Jesús con los demás, desempeñar un servicio, dar y recibir ayuda, profundizar en la fe.

A través de un simple proceso se intenta hacerse próximo y construir puentes de amistad con las personas que tenemos cerca y que se han alejado: familia, amigos, trabajo…, a esto se le llama oikos, para dar testimonio de lo poco o mucho de Jesús que hemos experimentado, para dar razones de nuestra propia experiencia y así favorecer que el alejado pueda tener una relación personal con Cristo. Los miembros que forman parte de las células promueven la evangelización del propio ambiente.

Esta iniciativa es totalmente parroquial, tiene un carácter principalmente laical, donde se toma conciencia de que anunciar a Jesús no es solo tarea de unos pocos, sacerdotes o monjas, es un deber de todos los fieles laicos, es la vocación de laico bautizado lo que habilita a las personas y las empeña en anunciar a Jesús.

¿Quieres más información? Contacta con nosotros en: celulas@parroquiadelmar.com

Haz click aquí para ver el folleto: Células.

 

https://www.youtube.com/watch?v=GNKnalKxsO4